miércoles, 6 de mayo de 2015

4 POEMAS DE JORGE CURINAO





1

Desnudo te enseño mis poemas. Uno a uno mis silencios.
Tiene rostro mi dolor. Existe. No quisiera hablar pero lo
     hago. No sé del sol. El mar es una sombra encendida.
         Mi habitación, una cajita musical. Un fuego.




2

En apariencia las hojas están distantes, desordenadas. En
apariencia. Pero el dolor es el mismo, no ha cambiado. El
universo sigue intacto.Nada es el exterior. No hay relojes
para sufrir. Lágrimas de humo concentradas en un poema
oceánico. Uno solo, no dos. Encierro. No querer ver. Sólo
                      el techo. No hay apuro, sanará.

      De dolor en dolor, como piedras arrojadas al vacío,
                      arrastro mis hojas al silencio.




5

Los pájaros se han ido. Se mudaron de casa. No volverán.
       Nunca hablamos de la muerte. No era necesario
mencionarla. Nos acostumbramos a soñar. A observar la
puerta abierta. A dibujar un árbol, una flor, un sol. Pero
ya no están. Vuelvo a mi encierro. Vuelvo a mi duelo. Hay
  una noche triste. Un circo de locos. Un tambor negro.



8

Mi vida, mi única vida sabe que no pedí nacer pero acá
estoy, en el lugar preciso: no poder salir porque no hay
afuera. Y adentro es sólo el viento. Y el viento es herida
que viene del mar.


Jorge Curinao, (Río Gallegos, Argentina, 1979)


Fuente: Plegarias del humo, Jorge Curinao, edición del autor, 2009





1 comentario:

  1. Desnudo te enseño mis poemas. Uno a uno mis silencios.

    Hay otra afirmación más elocuente que las palabras de mi querido Jorge
    para hablar líricamente de nuestra historia? Creo que no. Un apretado abrazo mi poeta amigo estas en mi corazón. Vic

    ResponderEliminar

Dejá tu comentario: