martes, 3 de enero de 2023

6 POEMAS DE JOSÉ LUIS FRASINETTI



VII



hace calor

las ovejas descansan bajo los viejos olmos

niños de cinco años
          andamos por el campo
recogiendo huevos

las batarazas huyen a los cardos
                          picotean
                          se encluecan
                          tienen pollos

hace calor

las cigarras machacan su lenguaje
en las olas de fuego de los yuyos

niños de siete años
               revolvemos los nidos de palomas
el galpón es palacio de frescura
para oler entre cueros
la nostalgia

a las seis llega el tiempo de la leche
con mieles y torrejas
mientras rasgan el aire las urracas
sobre los viejos olmos

hace calor
las brevas maduraron en diciembre
y tía ofrece higos en almíbar

niños de quince años
          vemos pasar los patos
y salimos
           con la escopeta al hombro

tía se va mirándonos de lejos
mientras le duele el aire que respira

hace calor

vuelvo a la estancia vieja

niño ya de cuarenta miro el cielo
                                             la parra

y en juncos del estanque
veo volar al sol
dos mariposas




                                                                  (de "Memorial de cenizas")



IV
 

hay una hora
de la tarde
en que los primos
no se cansan
de vagar por el mundo

la sombra de un biguá
cruza el pantano
y el perfume del barro
burbujeante
preludia otras tormentas

algo de ayer acampa
en el orden
más quieto de los charcos

y los primos
se miran hacia adentro
sueñan y nombran 
la comarca más viva
del verano

mientras acá 
mi niño los espera
silbando entre flamencos
de la vida




XI



el río crece
amontona las vacas
en la loma

allá
en el fondo oscuro de las casas
las mujeres embalan ollas
miedos

el agua desanda corredores
y andamos más descalzos que la vida
sacando agua con escobas viejas
cargando cajas y cajones
en el camión de tío

los sapos croan ante el río extendido de los campos
y yo miro mudarse los espejos
para que el cielo roto nos inunde
respuestas que andan solas
persiguiendo en silencio
otras preguntas



                                                                      (de "De sol a sol")




4



Alguien siembra los campos.
Los fantasmas dispersan las semillas
que entonces fueron luz.
Se huye en la leve sombra de las nubes
y andamos tan descalzos, cantando entre jilgueros,
que no podemos desgranar la espiga de los sueños que brotan,
mientras los ojos miran horizontes y nieblas.

Somos los peregrinos de otros nombres 
tierra amada del sol, en el oleaje brioso del trigal.

Toda la vida es siembra y es cosecha.
Y andamos con la azada y con la hoz.
Allí donde crecemos de raíz. Nos sentimos tan aire, 
(tan madera, tan tierra)
que nos volvemos fuego
(cuando el cielo atardece y nos convoca),
que nos volvemos agua
(mientras germinan todas las estrellas)
en la oscura cercanía de la lluvia.



                                                                                    (de "El árbol de los cuervos")




madre



                                                                                                              "por eso
                                                                                     le hablaba a mi criatura
                                                       como quien en el buen clima siega el heno
                                                                               y para el tiempo inclemente
                                                                                          prepara los enseres."

                                                                                                  Sandra Cornejo

que parezca que la ropa está tendida
                    que has avivado el fuego
                    que no hay rito en la tarde
en que no llueve

que parezca que hay sed
en esta urgencia
de nombrar el poema
de habitar la ceniza en llamaradas
mientras te envuelve el ojo de la noche
y le zurces la trama a tanto abismo

que parezca que has vuelto
y que en el aire
son vivas tus palabras






                                                                             "Hay cierto olor dulce en el aire
                                                                                                             y en el cielo
                                                                                                          cierta mentira
                                                                                                           en el mundo"

                                                                                                              Irene Gruss



infancia


porque un día me vi entre los flamencos
y ahora el cielo
hermosísimo
nos inventa en las nubes la luz de sus plumajes

porque fueran eternas pasajeras
de un pasado que vuelve con sus formas
a decir el presente
a desvelar la infancia
sobre el campo

por eso que respiro el aire puro
para que cuando sienta el filo de la noche
me encuentres respirando
todavía



                                                                (de "El talismán del viento entre las hojas")



José Luis Frasinetti (General Belgrano, Buenos Aires, 1972).

Fuentes: "Memorial de cenizas", José Luis Frasinetti, Ediciones Hespérides, 2019.
               "De sol a sol", José Luis, Frasinetti, Ediciones Hespérides, 2019.
               "El árbol de los cuervos", José Luis Frasinetti, Árbol animal ediciones, 2022.
               "El talismán del viento entre las hojas", José Luis Frasinetti, Primer Premio del 11° Certamen                 Internacional de Poesía Literarte, Declarado de Interés Cultural por la Secretaría de Cultura
               de la Presidencia de la Nación Argentina- Resolución N° 6148).



6 POEMAS DE GISELA GALIMI







Me salvó el silencio,
el torvo empecinamiento
de un hígado
a prueba de espanto.

Su ira.








Hay un vacío entre los omóplatos
donde se clava la espada enemiga.

Se adentra en la columna el dolor,
baja constante hasta las piernas,
crece si el pecho se cierra por delante.

Respirar, recordar estar viva,
trazar una cuerda de llanto,
soltarla.






El ritmo del corazón es lento
más lento quizás
que su latido.

Se sincopa
si respiro la falta.

Tengo un corazón sin miedo
y eso a veces duele demasiado.






I


Miro hacia adentro
hundo la nariz en mi olor
y la mirada recorre un cuerpo
más pequeño de lo que parece,
de una mujer más frágil de lo que parece,
en una noche más larga de lo que pareciera.



II

Más adentro la mirada
ve un hueco rojo.
¿Una vena? ¿Una arteria?
¿El esófago?
La visión inexperta no distingue
el tejido vital que mis manos
sostienen,
pero sabe que está vivo.



III

En la cavidad interna hamaco
a una mujer más larga de lo que parece,
en medio de una noche más frágil de lo que parece
y la cuido,
con más amor de lo que pareciera.

 


Gisela Galimi (Lobos, Argentina)

Fuente: "Mi cuerpo ajeno", Gisela Galimi, Editorial El Mono Armado, 2019.



lunes, 2 de enero de 2023

2 POEMAS MÁS DE CAREN CÓRDOBA

 






CONTRABELLEZA


                                                                  "El espanto es un peregrinaje,
                                                                 la misma voz con que te llamo"
                                                                                             
                                                                                             Noelia Palma




¿Viste la urgencia
con la que los cuervos
se posan en esa especie de muerte
que los alimenta?

Lo demás
es un pequeño detalle.




SOBRE LA MESA DE LUZ


                                                                                       "Tal vez sea por esto
                                                                               que pensar en un hombre
                                                                                       se parece a salvarlo"

                                                                                               Roberto Juarroz



De tu lado de la cama
dejo las pastillas para la migraña,
una piedra con forma de corazón
sobre un libro
que quizás nunca leas
y un portarretrato
con esa foto tuya en la montaña
sonriendo
antes de conocernos.



Caren Córdoba  (Sastre, Santa Fe, 1992).
Fuente: "Historia de la melancolía", Antología poética. Coordinadora: Noelia Palma. El Mensú ediciones, 2022.






2 POEMAS DE MÓNICA FAZZINI

 





BLANCO SOBRE BLANCO


El hablar
-si dice-
disipa la bruma





LOS TRES TOMOS DE MIS MEMORIAS


Tal vez, la única estampa propia
memorable
                           sea
 
                                       la risa




Mónica Fazzini (Buenos Aires, Argentina)

Fuente: "Por el ojo del pincel", Mónica Fanzini, Editorial Abisinia, 2020.




2 POEMAS DE CECILIA PONTORNO





QUIERO DECIR




Estaba en el mundo como lluvia.
Cuando digo mundo
quiero decir
las puertas que aprendí a cruzar
porque mi soledad
me necesitaba.







PARA OLVIDAR



caigo
como la luna sobre la nieve.
Conozco aquella alegría
la he mirado despacio.




Cecilia Pontorno (La Plata, Argentina, 1979).
Fuente: "Inventario del tiempo", Cecilia Pontorno, 2022.